✞ MÁRTIRES POR LA CAUSA DE CRISTO ✞

✞ MÁRTIRES POR LA CAUSA DE CRISTO ✞

¡¡¡¿Cómo murieron los Apóstoles?!!!

Ellos aceptaron el llamado de Dios, murieron primero que todo a su propio “yo” para seguir a Jesús y servir en Su Reino; luego sufrieron persecución y vituperio por la causa del Señor, y perseveraron hasta el final de su tiempo muriendo como mártires, pero todos satisfechos por la obra cumplida.

LUCAS 9:23,24

Entonces se dirigió a todos y les dijo:

El que quiera ser mi discípulo debe olvidarse de sí mismo,

llevar su cruz cada día y seguirme, porque el que quiera salvar su vida,

la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la salvará.

(NBV)

Mateo: Sufrió el martirio en Etiopía, asesinado por una herida de espada.

Marcos: Murió en Alejandría, Egipto, después de ser arrastrado por caballos por las calles hasta que murió.

Lucas: Fue ahorcado en Grecia como resultado de su tremenda predicación a los perdidos.

Juan: Enfrentó el martirio cuando fue hervido en una enorme vasija de aceite hirviendo durante una ola de persecución en Roma. Sin embargo, fue liberado milagrosamente de la muerte. Juan fue sentenciado a las minas en la prisión de la isla de Patmos, donde escribió su profético Libro del Apocalipsis. El apóstol Juan luego fue liberado y regresó para servir como obispo de Edesa en Turquía moderna. Murió como un anciano, el único apóstol en morir pacíficamente.

Pedro: Fue crucificado cabeza abajo en una cruz en forma de X. Según la tradición de la iglesia, fue porque él les dijo a sus torturadores que se sentía indigno de morir de la misma manera que Jesucristo había muerto.

Santiago: (el hermano de Jesús) El líder de la iglesia en Jerusalén, fue arrojado a más de treinta metros del pináculo sureste del Templo cuando se negó a negar su fe en Cristo. Cuando descubrieron que sobrevivió a la caída, sus enemigos golpearon a Santiago hasta la muerte. Este fue el mismo pináculo donde Satanás se había llevado a Jesús durante la Tentación.

Santiago: (El hijo de Zebedeo) Era un pescador de profesión cuando Jesús lo llamó a toda una vida de ministerio. Como un fuerte líder de la iglesia, James fue decapitado en Jerusalén. El oficial romano que custodiaba a James miró sorprendido como él defendió su fe en su juicio. Más tarde, el oficial que caminó junto a Santiago al lugar de ejecución vencido por convicción declaró su nueva fe al juez y se arrodilló junto a Santiago para aceptar la decapitación como cristiano.

Bartolomé: También conocido como Natanael, era un misionero en Asia. Fue testigo de nuestro Señor en la Turquía actual. Su martirio y muerte se atribuyen a Astiages, rey de Armenia y hermano del rey Polimio a quien Bartolomé había convertido al cristianismo. Como los sacerdotes de los templos paganos, que se estaban quedando sin seguidores, protestaron ante Astiages de la labor evangelizadora de Bartolomé, el rey mandó llamarlo y le ordenó que adorara a sus ídolos, tal como había hecho con su hermano, ante la negativa de Bartolomé, ordenó que fuera desollado vivo en su presencia hasta que renunciase a su Dios o muriese.

Andrés: Fue crucificado en una cruz en forma de X en Patras, Grecia. Después de ser azotado severamente por siete soldados, ataron su cuerpo a la cruz con cuerdas para prolongar su agonía. Sus seguidores informaron que, cuando fue llevado hacia la cruz, Andrés lo saludó con estas palabras: “Hace mucho que deseaba y esperaba esta hora feliz. La cruz ha sido consagrada por el cuerpo de Cristo colgado de ella”. Siguió predicando a sus verdugos durante dos días hasta que expiró.

Tomás: Fue apuñalado con una lanza en India durante uno de sus viajes misioneros para establecer la iglesia en el subcontinente.

Judas: (Hermano de Jesús) Fue asesinado con flechas cuando se negó a negar su fe en Cristo.

Matías: El apóstol elegido para reemplazar al traidor Judas Iscariote, fue apedreado y luego decapitado.

Pablo: Fue torturado y luego decapitado por el malvado emperador Nerón en Roma en el año 67. Pablo sufrió un largo encarcelamiento que le permitió escribir sus muchas epístolas a las iglesias que él había establecido a través del Imperio Romano. Estas cartas, que enseñaron muchas de las doctrinas fundacionales del cristianismo, constituyen las tres cuartas partes del Nuevo Testamento.

Tal vez esto es un recordatorio para nosotros de que nuestros sufrimientos aquí son de hecho menores en comparación con la intensa persecución y la fría crueldad que enfrentaron los apóstoles y discípulos durante su tiempo por el bien de la fe.

MATEO 10:22

El mundo entero los va a odiar a ustedes por causa de mí,

pero el que se mantenga fiel hasta el fin será salvo.

(NBV)

¡¡¡Así mis queridos amigos a perseverar hasta el final!!!

Un Abrazo, Dios te bendiga y te guarde, haga resplandecer su rostro sobre ti,

y tenga de ti misericordia; y permita que prosperes en todas las áreas de tu vida,

y derrame sobre ti muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, Salud y mucha Prosperidad

Follow by Email
Instagram