BUENOS PLANES

BUENOS PLANES

JEREMÍAS 29:4-14 Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel, a los cautivos que Él desterró de Jerusalén a Babilonia: “Edifiquen casas y hagan planes para quedarse. Planten huertos y coman del fruto que produzcan. Cásense y tengan hijos. Luego encuentren esposos y esposas para ellos para que tengan muchos nietos. ¡Multiplíquense! ¡No disminuyan! Y trabajen por la paz y prosperidad de la ciudad donde los envié al destierro. Pidan al Señor por la ciudad, porque del bienestar de la ciudad dependerá el bienestar de ustedes”.

Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel: “No permitan que los engañen los profetas y los adivinos que están entre ustedes en la tierra de Babilonia. No presten atención a sus sueños, porque les dicen mentiras en mi nombre. Yo no los envié”, dice el Señor.

Esto dice el Señor: “Ustedes permanecerán en Babilonia durante setenta años; pero luego vendré y cumpliré todas las cosas buenas que les prometí, y los llevaré de regreso a casa. Pues Yo sé los planes que tengo para ustedes, dice el Señor. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. En esos días, cuando oren, los escucharé. Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme. Sí, me encontrarán, dice el Señor. Pondré fin a su cautiverio y restableceré su bienestar. Los reuniré de las naciones adonde los envié y los llevaré a casa, de regreso a su propia tierra”. (NTV)

De los buenos planes de Dios para nosotros sus hijos.

¿Ha resultado su vida como esperaba?

Lo más seguro es que todos tendríamos que responder que no a esa pregunta. Solo Dios conoce el futuro y los planes que tiene para nosotros. Pero, aunque enfrentemos desilusiones y dificultades inesperadas, hay algo que podemos saber con certeza:

Los planes del Padre Celestial para nosotros siempre son buenos (Romanos 8:28).

Como podemos ver en el pasaje que estudiamos hoy, el pueblo exiliado de Judá quería regresar a Israel lo antes posible, entonces comenzaron a escuchar los malos consejos de los falsos profetas. Para corregirlo, Jeremías les dijo que se establecieran y oraran por el bienestar de su lugar de residencia. Esto era lo mejor que Dios tenía para ellos en ese momento, y era parte de los buenos planes que tenía para su futura restauración.

¡¡¡Si queremos descubrir lo mejor del Señor para nuestra vida,

debemos confiar en que Su camino es mejor que nuestros planes y deseos!!!

Nos gusta pensar que somos capaces de resolver las cosas por nuestra propia cuenta, pero realmente no hay nadie que comprenda nuestras necesidades mejor que Él. Nuestro Padre Celestial ve lo que nos espera y sabe lo que quiere lograr en cada situación de nuestra vida. Y al pasar tiempo con regularidad en su Palabra, descubriremos que nuestra confianza en Él aumentará a medida que aprendamos sus caminos y sus planes.

CONFESIÓN DE FE:

SÉ QUE PARA DESCUBRIR LO MEJOR DEL SEÑOR PARA MI VIDA DEBO SEGUIR EL CAMINO QUE ÉL ME INDICA, Y ASÍ LO HARÉ, PUES CREO Y CONFÍO EN LOS BUENOS PLANES QUE HA DISEÑADO EXCLUSIVAMENTE PARA MÍ.

ORACIÓN:

Padre Santo, El HaGadol, el Gran Dios (Deuteronomio 10:17). Mi amado Dios y Señor Jesucristo, Tú eres grande en muchas maneras, tu naturaleza, tus atributos, tus obras, tu grandeza y, por supuesto, tus buenos planes para nosotros tus hijos, los que en Ti creemos y los que en Ti confiamos. Esos planes no solo son buenos, sino que podemos estar seguros de que viniendo de Ti darán resultado, es decir que nosotros daremos fruto, y además reflejaremos tu Gloria y te daremos honra sirviendo a nuestros semejantes, viviendo una vida de acuerdo con lo que somos, representantes de Jesucristo. Gracias Padre Celestial por tus buenos planes para mi vida. He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram