CIMENTARNOS

CIMENTARNOS

JUAN 8:30-32 Entonces muchos de los que oyeron Sus palabras creyeron en Él. Jesús les dijo a los que creyeron en Él:

  • Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. (NTV)

De cómo cimentar nuestra vida en la Verdad de la Palabra de Dios.

Debido a que hay tanto engaño en nuestro mundo es esencial que nuestros cimientos estén fundamentados en las Sagradas Escrituras.

Algunos creyentes han aceptado ideas erróneas simplemente porque no han llenado sus mentes y corazones de la verdad. Pero…

¿Qué se necesita para estar fundamentado en la verdad?

  1. El primer paso es reconocer que ir a la iglesia y escuchar sermones no es suficiente. Se necesitan el deseo y la resolución de dejar que la Palabra de Dios moldee nuestro carácter, voluntad y emociones.
  2. Piense en un aspecto de necesidad, interés o lucha en su vida. Consiga luego un pasaje en la Biblia que trate esa situación. Por ejemplo, si alguien le ha herido consiga versículos sobre el perdón. Si no sabe dónde buscar, utilice una concordancia o la lista de temas que tenga su Biblia en la parte posterior.
  3. Al leer el pasaje, busque la instrucción de Dios y comience a hacer lo que Él dice.
  4. Después vea y considere los resultados.

¿Qué ha hecho el Señor en su vida?

¿Qué aprendió sobre Él y sus caminos?

  • Una vez que haya experimentado la bendición de la obediencia en esa área, estará listo para aplicar lo que el Señor le revele en otros aspectos de su vida.

Una de las mejores maneras de plantar estas verdades firmemente en su corazón, es escribirlas y examinarlas con regularidad.

Uno de los beneficios de incorporar la Verdad a la vida es la libertad,

ya que cuando creemos la Palabra de Dios y actuamos conforme a Su Verdad,

y no a nuestras emociones y deseos, descubrimos que…

¡¡¡El Señor puede imponerse sobre todo lo que nos tenga cautivos!!!

CONFESIÓN DE FE:

ESTOY TOTALMENTE CONVENCIDO DE QUE JESUCRISTO ES LA VERDAD PURA Y HA CIMENTADO MI VIDA, Y MIS PRINCIPIOS Y VALORES EN ELLA, LO CUAL ME HA LLEVADO DE LA RELIGIOSIDAD A LA LIBERTAD.

ORACIÓN:

Dios y Padre Nuestro, Elohim Kedem, Dios del Principio (Apocalipsis 1:8). Mi amado Dios y Señor Jesús, sé que Tú eres antes de todas las cosas en tiempo y en prioridad y el primero que todo en nuestros afectos. Bien dice tu Palabra que la ley vino por medio de Moisés, pero la Gracia y la Verdad, que nos han dado libertad, vinieron por medio tuyo, mi Señor (Juan 1:17). Por eso hoy vengo a Ti en acción de gracias, alabándote y adorándote como solo Tú lo mereces, pues solo Tú eres digno, solo Tú Altísimo Señor Jesucristo, El Eyon. Gracias Padre Celestial porque has cimentado en mi vida, por medio de tu Palabra, verdades que me llenan, que me traen bendición y claridad de mente y espíritu para reconocer tu instrucción y saber así exactamente qué caminos recorrer. He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram