COMPAÑEROS DE VIAJE

COMPAÑEROS DE VIAJE

1 REYES 18:7-12… 15 Mientras Abdías iba caminando, de pronto vio que Elías se le acercaba. Abdías lo reconoció enseguida y se postró hasta el suelo ante él.

  • ¿De verdad eres tú, mi señor Elías?, preguntó.
  • Sí, soy yo, contestó Elías. Ahora ve y dile a tu amo: “Elías está aquí”.
  • ¡Ay, señor!, protestó Abdías, ¿qué daño te he hecho para que me mandes a morir a manos de Acab? Te juro por el Señor tu Dios que el rey te ha buscado en cada nación y reino de la tierra, desde un extremo hasta el otro ha procurado encontrarte. Cada vez que alguien le afirmaba: “Elías no está aquí”, el rey Acab obligaba al rey de esa nación a jurar que había dicho la verdad. Y ahora tú me dices: “Ve y dile a tu amo: ‘Elías está aquí’”. Apenas yo te deje, el Espíritu del Señor te llevará a quién sabe dónde y cuando Acab llegue aquí y no te encuentre, me matará. Te recuerdo que toda mi vida he sido un fiel siervo del Señor.

…Pero Elías dijo:

  • Te juro por el Señor Todopoderoso, en cuya presencia estoy, que hoy mismo me presentaré ante Acab. (NTV)

De cuando confiar y obedecer se hacen compañeros del viaje de la vida de fe que un verdadero seguidor de Cristo debe tener. (Leer 1 Reyes 18:1-19)

La fe y la obediencia son compañeras de viaje que se dirigen al mismo destino, el cual es agradar y glorificar al Señor. Crecen juntas al mismo tiempo a medida que se practican, pero se marchitan si se descuidan. Por lo tanto, Dios a veces trae nuevos retos a nuestra vida, con el objeto de fortalecer nuestra confianza y sometimiento a Él.

Elías era un profeta que había demostrado ser fiel al Señor. Incluso cuando le dijeron que se presentara ante el rey Acab que buscaba matarlo, él obedeció. Abdías fue otro siervo fiel de Dios. Él había salvado de morir a otros profetas, pero cuando Elías le dijo que informara a Acab de su presencia, Abdías temió por su vida. El miedo pone trabas a la fe cuando comenzamos a dudar de que el camino de Dios sea en realidad el mejor. Si permitimos que la ansiedad se afiance en nuestra mente, nos negaremos a hacer lo que el Señor dice. El resultado es un cambio de compañero de viaje.

✘ En vez de fe y obediencia, comenzamos a caminar con la duda y la rebeldía.

¡¡¡La fe grande comienza con pasos pequeños!!!

Cuando usted obedece la Palabra de Dios, comienza un ciclo de fe y obediencia cada vez mayor, no deje que el miedo le robe las bendiciones

que el Señor ha planeado para usted

CONFESIÓN DE FE:

CONFIARÉ EN DIOS EN TODA CIRCUNSTANCIA Y SERÉ OBEDIENTE A SUS INSTRUCCIONES, HARÉ DE ELLOS MIS COMPAÑEROS DEL VIAJE DE LA VIDA DE FE, Y NO DEJARÉ QUE SEAN REEMPLAZADOS POR LA DUDA Y LA REBELDÍA.

ORACIÓN:

Padre Celestial, El Rahee, Dios que todo lo ve (Génesis 16:13). Mi amado Señor Todopoderoso, Jesucristo, sé que Tú eres Dios que todo lo ve y lo conoce, hoy vengo a tu presencia porque quiero darte gracias por tu amor infinito y tu consagración a nosotros tus preciados hijos, estoy seguro de que confiar en Ti y obedecerte será siempre de gran bendición para mi vida y la mejor forma de lograr los propósitos que Tú has dispuesto para ella y, además, para lograr el crecimiento espiritual adecuado, amparado en tu fidelidad y sabiduría. Gracias, mi Señor y Salvador Jesucristo por tu ejemplo de confianza y obediencia absoluta a las instrucciones del Padre Celestial; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram