COMPARTIR = DAR

COMPARTIR = DAR

1 PEDRO 3:8,9 Por último, todos deben ser de un mismo parecer. Compadézcanse unos de otros. Ámense como hermanos y hermanas. Sean de buen corazón y mantengan una actitud humilde. No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte. Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios, y Él los bendecirá por hacerlo. (NTV)

El tiempo de Navidad es un buen tiempo para compartir, y compartir es dar, seguramente tu tienes a alguien a quien darle algo en esta Navidad, si no, búscalo.

Cierto día un hombre estaba teniendo una conversación con el Señor y dijo:

  • Señor, me gustaría saber como son el Cielo y el Infierno.

El Señor llevó al hombre hacia dos puertas. Él abrió una de las puertas y el hombre miró dentro y en medio del cuarto había una gran mesa redonda. En medio de la mesa había una gran olla de sancocho que olía tan delicioso que hizo agua la boca del hombre. La gente sentada alrededor de la mesa estaba delgada y enferma y parecían hambrientos. Ellos estaban sosteniendo cucharas con mangos muy largos que estaban atados a sus brazos, así que cada uno fue capaz de meter la cuchara en la olla de sancocho y tomar una cucharada, pero como el mango era más largo que sus brazos, no podían poner las cucharas dentro de sus bocas.

El hombre se estremeció ante semejante cuadro de miseria y sufrimiento.

  • Acabas de ver el Infierno, dijo el Señor.

Luego fueron y abrieron la siguiente puerta. Era exactamente igual como el primer cuarto. Había una gran mesa redonda con la gran olla de sancocho que hizo agua la boca del hombre. La gente estaba equipada con las mismas cucharas de mangos largos, pero aquí la gente estaba bien alimentada y llena de salud.

  • Acabas de ver el Cielo, dijo el Señor.
  • No entiendo, dijo el hombre riéndose.
  • Es simple, dijo el Señor, esto requiere de una habilidad, mira, ellos han aprendido a alimentarse el uno al otro, mientras que los avaros piensan solamente en ellos mismos.

¡¡¡El verdadero sentido del amor es dar!!!

Jesús nació en un pesebre y murió en una cruz, para darte todo por amor

En esta navidad, antes de pensar: “Señor ¿qué tienes para mi el día de hoy?”

Pregúntale: “Padre ¿qué puedo dar a otros de lo mucho que ya me has dado?”

Cuando Jesús murió en la Cruz, Él estaba pensando en compartirse con todos nosotros.

CONFESIÓN:

COMPARTIRÉ SIN REPAROS DE LO QUE DIOS ME HA DADO Y MUCHO MÁS, Y SIN ESPERAR RECOMPENSA HUMANA, PUES LA RECOMPENSA DIVINA ESTOY SEGURO DE QUE ME SACIARÁ COMPLETAMENTE.

ORACIÓN:

Padre Santo, El Chanum, Dios lleno de Gracia (Jonás 4:2). Mi amado Dios y Señor Jesucristo, hoy quiero darte gracias porque tu naturaleza está llena de Gracia para dar generosamente, aún cuando no lo merezcamos. Padre Celestial, Tú eres lo más grande y poderoso que he conocido, tu misericordia y amor reflejados en el nacimiento y muerte sacrificial de tu Hijo Amado Jesucristo, son el mejor modelo de dar y compartir sin medida ni razón. Sé que sin merecerlo Tú diste todo por nosotros; de manera que tomamos este ejemplo para realizarlo en nuestras vidas, para dar de la misma forma en que Tú nos das. Gracias, señor Jesús por enseñarnos a dar y compartir generosamente, he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram