DESÁNIMO ESPIRITUAL

DESÁNIMO ESPIRITUAL

SALMO 34:1-8 Alabaré al Señor en todo tiempo; a cada momento pronunciaré sus alabanzas. Solo en el Señor me jactaré; que todos los indefensos cobren ánimo. Vengan, hablemos de las grandezas del Señor; exaltemos juntos Su Nombre. Oré al Señor, y Él me respondió; me libró de todos mis temores. Los que buscan su ayuda estarán radiantes de alegría; ninguna sombra de vergüenza les oscurecerá el rostro. En mi desesperación oré, y el Señor me escuchó; me salvó de todas mis dificultades. Pues el ángel del Señor es un guardián; rodea y defiende a todos los que le temen. Prueben y vean que el Señor es bueno; ¡qué alegría para los que se refugian en Él! (NTV)

♥ Del desánimo espiritual, causado por el siniestro enemigo de Dios y sus hijos.

El desánimo puede ser el resultado de diferentes escenarios, pero satanás es el instigador. Él hará todo lo que pueda para abatirnos y para que mantengamos nuestro enfoque en las cosas negativas, en vez de Dios.

1.   Una forma sutil de desánimo espiritual es la idea de que no podemos agradar a Dios.

Esta es una trampa del diablo que atrapa a muchos cristianos. Si escribiéramos todo lo que pensamos que tenemos que hacer para agradar a Dios, ¿qué tan larga sería esa lista? Pensaríamos que debemos leer más la Biblia, orar más, dar más y testificar más de Cristo. Probablemente llenaríamos ambas caras de la hoja. Después miraríamos la lista y nos daríamos cuenta de que es imposible cumplir cada una de esas tareas. Esa es la trampa. Lo que agrada al Señor es nuestra obediencia, no el que tratemos de cumplir una lista larga de obligaciones.

2.   La oración no contestada es también otra fuente de desánimo espiritual.

Cuando presentamos una petición al Señor, Él no la responde necesariamente de la manera o en el momento que nosotros quisiéramos. Cuando ese es el caso, muchas veces nos decaemos, entonces a partir de allí podemos decidir no seguir orando.

El jueves pasado vimos que poner nuestra mirada en el Señor es esencial para romper las cadenas del desánimo. Y hoy mi recomendación cuando busques a Dios es:

Dale gracias por estar contigo mientras te sentiste desanimado; luego, acepta que Él debe tener el control de tu vida; y, por último, reconoce que Él es bueno y que al final hará que las circunstancias sean para bendición de tu vida.

♥ ¡¡¡Adelante, de la mano de Dios vencerás el desánimo espiritual!!!

CONFESIÓN DE FE:

NO PERMITIRÉ QUE LA IDEA DE NO AGRADAR A DIOS Y LAS ORACIONES NO CONTESTADAS ME LLEVEN AL DESÁNIMO ESPIRITUAL, PUES SÉ QUE MI DIOS ES INFINITAMENTE BUENO Y DESEA BENDECIRME SIEMPRE, SIN IMPORTAR LAS CIRCUNSTANCIAS.

ORACIÓN:

Padre Celestial, Jehová El Shaddai, Dios Todopoderoso y Suficiente (Génesis 17:1). Mi Dios y Señor Jesucristo, gracias quiero darte hoy por el aliento de vida que me has impartido, pues me da el ánimo suficiente para soportar cualquier prueba por la que pueda pasar, y de esta manera no dejar que el enemigo ponga en mi el desánimo, y que esto prime sobre el poder tuyo. Yo estoy convencido que estas por encima de mis emociones y que todo, absolutamente todo lo que me sucede esta dentro de tu voluntad, solo ayúdame a verlo con tus ojos, a colocar plenamente en Ti todas mis expectativas. Gracias mi Señor y Salvador Jesucristo; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Juan Manuel Lamus O.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter