EL CONCEPTO

EL CONCEPTO

APOCALIPSIS 4:9-11 Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias Al que está sentado en el Trono, Al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante Del que está sentado en el Trono, y adoran Al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del Trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque Tú creaste todas las cosas, y por Tu voluntad existen y fueron creadas. (RV60)

Nuestro Dios admirable, el correcto y verdadero concepto.

En nuestra cultura moderna el Nombre de Dios es mencionado a menudo con poca reverencia. De hecho, muchos lo utilizan en vano. Incluso entre aquellos que le aman, es demasiado común usar Su Nombre de modo casual, sin tomarse el tiempo para reflexionar en quién es Él verdaderamente.

Por ejemplo, cuando usted ora en las comidas, ¿se da cuenta de que está hablando con el Todopoderoso Dios Creador que gobierna sobre todas las cosas?

Nuestro concepto del Señor afecta tres aspectos esenciales de nuestra vida:

  1. Afecta Nuestras Oraciones.

Cuando le conozcamos mejor, nuestros deseos comenzarán a parecerse a su ideal para nosotros, y nuestras peticiones serán más conforme a sus propósitos. Además, al reconocer su grandeza y poder, tendremos más confianza de que Él podrá lograr grandes cosas, entonces nos atreveremos a “pedir cosas más grandes”.

  • Afecta Nuestra Conducta.

Nuestra comprensión de su justicia y bondad afecta nuestra conducta. Si Dios tiene estos atributos, sin duda nos conviene obedecer gozosamente. Ansiaremos la justicia y nos apresuraremos a arrepentirnos del pecado.

  • Afecta Nuestra Fe.

El comprender que Cristo es Santo, Compasivo y Poderoso, desarrolla nuestra fe en Él. Conocer a nuestro Dios Admirable y recordar sus grandes hechos, fortalecerá aún más nuestra confianza en Él.

¿Conoce usted personalmente a su Bendito y Amoroso Padre Celestial?

El Señor nos invita a tener una relación estrecha con Él, pero,

como en cualquier buena amistad, el tiempo y la intencionalidad

son necesarios para entenderlo y seguir Sus caminos

CONFESIÓN DE FE:

CUANTO MÁS BUSQUE CONOCER A DIOS, SÉ QUE MAYOR SERÁ EL EFECTO EN MIS ORACIONES, EN MI CONDUCTA Y EN MI FE. ESTOS TRES ASPECTOS SON AFECTADOS SEGÚN EL CONCEPTO QUE TENGA YO DEL SEÑOR.

ORACIÓN:

Dios y Señor Nuestro, Adonai HaAdonim, Señor de señores, Dios Admirable (Jueces 13:17,18). Amado Dios y Señor mío, gracias al Padre Celestial que nos ha dado un Nombre que es sobre todo nombre, tu Nombre Jesús, Nombre sin igual. Bien dice tu Palabra, Dios mío, que nos ha nacido un Rey y es llamado su Nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Gracias, mi amado Señor y Salvador Jesucristo por permitirme establecer contigo esa relación íntima, estrecha, amistosa y real, para que pueda yo tener el concepto correcto y conocer personalmente al Dios Admirable que me levanta, me protege y me bendice abundante y permanentemente. He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram