EVALÚE

EVALÚE

1 CORINTIOS 6:19,20 ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el Templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo. (NTV)

♥ Evalúe su compromiso y su obediencia.

♥ ¿Ha evaluado usted alguna vez su compromiso con el Señor?

Lamentablemente, muchos cristianos han cruzado la puerta de la salvación y se han instalado en sus bancas, sin esperar nada más, pero Cristo quiere que decidamos deliberadamente dejar que Él sea el Señor de nuestras vidas. Esto requiere que renunciemos a todos nuestros derechos y reconozcamos que Él es quien traza el curso de nuestras vidas. Nuestra responsabilidad es simplemente obedecer.

Sin embargo, nuestra tendencia natural es limitar las áreas a las que damos acceso a Dios. El día en que usted puso su fe en Cristo como su Salvador:

1.     ¿Se quedó con el título de propiedad de su vida?

2.    ¿Ha dibujado un círculo que dice: “¿Esta es el área en la que te serviré Señor, pero no me pidas que vaya más lejos?”

Si es así, usted no ha reconocido que cuando Cristo le perdonó, también le compró para Él. Todo lo que usted es y tiene, le pertenece al Señor. El colmo del orgullo es reclamar autoridad sobre lo que ya no le pertenece a usted.

Cuando el Señor nos desafía a hacer algo más allá de los límites que nosotros nos hemos fijado, nos está llamando a un mayor nivel de compromiso. No importa qué tan dedicados podamos estar actualmente, ninguno de nosotros ha alcanzado el máximo nivel. Cada reto es una oportunidad para dar a Cristo completa autoridad sobre todos los aspectos de la vida. Su grado de compromiso con Dios es el mismo grado de obediencia a cualquier cosa que Dios le pida que haga. Como posesiones compradas con la sangre de Cristo, somos de Él no solo porque nos ha comprado, sino además por su amor sacrificial con que nos ha amado.

♥ Evalué, la obra de Dios exige compromiso, acepte la autoridad de Jesucristo.

CONFESIÓN DE FE:

ACEPTARÉ EL RETO DE DAR COMPLETA AUTORIDAD A CRISTO SOBRE MI VIDA, SÉ QUE ÉL ME COMPRO A PRECIO DE SANGRE, Y DEBO EVALUAR CON BUEN CRITERIO MI COMPROMISO CON ÉL, ASÍ PASARÉ A UN MAYOR NIVEL EN EL SERVICIO EN EL REINO Y EN LA OBEDIENCIA.

ORACIÓN:

Padre Celestial, El Oheenu, el Señor es nuestro Dios (Salmo 99:5). Dios y Señor mío Jesucristo, Todopoderoso eres Tú, eres la fuente de todo poder, capacidad y fuerza, eres el más fuerte en el universo y nadie es más poderoso que Tú. Es por eso por lo que puedo acercarme a Ti, al Fuerte, y entonces allí, en tu Presencia, me infundirás fuerza y me capacitarás para hacer todo lo que me has llamado a hacer. Pero es claro también que debo evaluar permanentemente mi compromiso contigo y mi obediencia, pues es la única forma de ser cada día más eficiente en el servicio en tu Reino. Gracias mi amado Señor y Salvador Jesucristo por haberme comprado a precio de sangre para hacerme parte de tu familia amándome sacrificialmente y hacerme un servidor comprometido con todo m ser; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Juan Manuel Lamus O.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter