EXPRESIONES DIVINAS

EXPRESIONES DIVINAS

SALMO 103:8-11 El Señor es compasivo y misericordioso, es paciente y abunda en fiel amor. No acusará para siempre, ni nos guarda rencor todo el tiempo. No nos ha dado el castigo que merecen nuestros pecados; ni nos trata conforme a nuestras maldades. El fiel amor que Dios les tiene a los que lo respetan es tan inmenso como el cielo sobre la tierra. (PDT)

De las dos principales expresiones de la bondad de Dios. (Leer Salmo 103 completo)

Normalmente pensamos en la bondad de Dios en términos de las bendiciones tangibles que recibimos y de los sucesos placenteros. Aunque todas estas son expresiones de la bondad Divina, no debemos interpretar el amor de Dios solamente por cómo Él lo demuestra en circunstancias positivas.

Muchas veces experimentamos su bondad en nuestras horas más oscuras cuando se revela como bueno de maneras que solo Él puede hacerlo (2 Corintios 12:9):

  1. Compasión:

Una forma de expresarnos su bondad es por medio de su tierna compasión.  En la Biblia, la misericordia suele mencionarse en el contexto de la preocupación de Dios por los que sufren y tienen algún tipo de necesidad:

Constantemente vemos a Jesús lleno de compasión y ministrando, gracias a esta misericordia (Marcos 1:41).

Él sanó a muchos que clamaban a Dios por misericordia, porque reconocían su necesidad (Mateo 9:27-29).

Recordemos que no fue ningún santurrón fariseo el que fue bendecido, sino el publicano pecador que comprendía que no merecía el favor de Dios, pero que imploró misericordia (Lucas 18:9-14).

En respuesta a nuestra angustia, Dios nos ofrece alivio, no porque nos lo hayamos ganado, sino porque Él es bueno. (2 Corintios 5:21)

  • Gracia:

Otra expresión de la bondad de nuestro Padre Celestial es su gracia. Un Dios justo no puede pasar por alto el pecado, pero por su bondad y amor infinitos Él decidió pagar el castigo por nosotros. Tenemos acceso a la gracia de Dios solo por medio de la Sangre derramada de su Hijo Jesucristo. (Efesios 2:8,9)

Debemos recordarnos a nosotros mismos cada día la extraordinaria bondad del Padre para con nosotros, y darle gracias por ello.

¡¡¡Tengamos en cuenta que, gracias a los méritos y el sacrificio de Cristo,

todos los que confiamos en Él como nuestro Salvador,

tenemos un gran valor a los ojos de Dios Padre!!!

CONFESIÓN DE FE:

QUE TODO LO QUE SOY ALABE AL SEÑOR; CON TODO EL CORAZÓN ALABARÉ SU SANTO NOMBRE. QUE TODO LO QUE SOY ALABE AL SEÑOR; QUE NUNCA OLVIDE NINGUNO DE SUS BENEFICIOS. (Salmo 103:1,2)

ORACIÓN:

Padre de Misericordia, El Rachum, Dios lleno de Compasión y Gracia (Deuteronomio 4:31). Dios y Señor mío, sé que tu naturaleza está llena de bondad, estás lleno de compasión y sentimiento por tu pueblo, estás lleno de gracia, para dar generosamente, aun cuando no lo merezcamos. Es por eso y mucho más, que solo puedo decir gracias mi Señor Jesús, estoy supremamente agradecido, en todo tiempo te bendeciré, mi boca siempre te alabará, me alegraré y alabaré tu grandeza, pues siempre que te he pedido ayuda tu respuesta ha sido positiva y me has librado de mis enemigos, miedos, angustias, circunstancias adversas y temores; es por todo esto y mucho más, que no tendría el tiempo ni el espacio suficiente para manifestar que te amo, te bendigo, te doy gracias y te alabo, tu bondad siempre se ha manifestado en mi vida y es indescriptible. Te amo mi Señor y Salvador Jesucristo; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram