GENERACIONES

GENERACIONES

SALMOS 78:4-8 No les ocultaremos estas verdades a nuestros hijos; a la próxima generación le contaremos de las gloriosas obras del Señor, de su poder y de sus imponentes maravillas. Pues emitió sus leyes a Jacob; entregó sus enseñanzas a Israel. Les ordenó a nuestros antepasados que se las enseñaran a sus hijos, para que la siguiente generación las conociera, incluso los niños que aún no habían nacido, y ellos, a su vez, las enseñarán a sus propios hijos. De modo que cada generación volviera a poner su esperanza en Dios y no olvidara sus gloriosos milagros, sino que obedeciera sus mandamientos. Entonces no serán obstinados, rebeldes e infieles como sus antepasados, quienes se negaron a entregar su corazón a Dios. (NTV)

Como verdaderos seguidores de Jesucristo ¿Cuál es la obligación que tenemos con las futuras generaciones? Buena pregunta, pues en cualquier momento estamos a solo una generación de ser una nación pagana.

Pensemos en lo que podría sucederle a nuestra nación si dejamos

de compartir la verdad acerca del Señor Jesús con nuestros hijos:

¡¡¡Atentos, la próxima generación viviría sin fundamento bíblico!!!

Esta idea puede parecer extrema, pero nuestra historia reciente muestra una tendencia inquietante. Hace años, países como los Estados Unidos fueron fundados sobre principios bíblicos. Era común que las personas llevaran a sus hijos a la iglesia y que leyeran la Biblia en casa, pero con el paso del tiempo, se volvieron ricos y atareados, y apartaron a un lado al Señor. Hoy en día, muchos niños asisten a escuelas donde Dios ni siquiera es mencionado, a no ser que su nombre sea usado en vano. Como vemos en el pasaje que estudiamos hoy, se nos ha dado la orden de enseñar la verdad a nuestros hijos. Lo hacemos siendo ejemplos de una vida devota, enseñando la Palabra de Dios, y testificando de la provisión y guía del Padre Celestial. Nuestra obediencia acerca de la instrucción de los hijos determinará el futuro carácter moral de ellos. Todos los creyentes tenemos un papel importante que desempeñar en formar a los niños en el camino correcto, desde los maestros de Escuela Dominical, hasta los padres y todos los familiares.

¿Tiene usted hijos, sobrinos o nietos?

¿O hay otros niños dentro de su círculo de influencia?

Mire bien como están las cosas en este mundo y piense en maneras de cómo enseñarles a conocer y andar con Cristo, seguramente podremos levantar una generación con principios y valores.

CONFESIÓN DE FE:

TRABAJARÉ EN INSTRUIR A LOS NIÑOS DE MI ENTORNO EN PRINCIPIOS Y VALORES BÍBLICOS, SEGURO QUE NO HAY TAREA MÁS IMPORTANTE O GRATIFICANTE COMO EL INVERTIR POSITIVAMENTE EN LAS VIDAS DE LAS FUTURAS GENERACIONES.

ORACIÓN:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, Abba, Padre Cercano y de Amor (Romanos 15). Amado Padre Celestial, hoy quiero pedirte por cada niño y cada niña del mundo, para que tengan a su lado siempre una persona adulta que los proteja y los ayude a crecer rodeados de verdadero amor espiritual. Que a ninguno le falte alimento, vivienda y asistencia médica, que puedan estudiar y jugar, que siempre tengan ayuda en momentos de dificultad y estén acompañados en sus sufrimientos, que no los abandonemos, que no se vean nunca más en la necesidad de realizar tareas que no corresponden a su edad. Señor Jesús te pedimos que nos ilumines, a los que en Ti creemos, y nos des la sabiduría necesaria para ayudarlos a encontrar los caminos que los lleven a conocerte y a seguir tus enseñanzas. Gracias Padre Santo por permitirnos ser maestros y ejemplo de las futuras generaciones. He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram