¡HECHO ASOMBROSO!

¡HECHO ASOMBROSO!

MATEO 1:21-23 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás Su Nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. (RV60)

En navidad podemos celebrar muchos hechos asombrosos, pero el más asombroso de todos es que: Nace El Salvador, nuestro Señor y Salvador Jesús.

La imagen mental que nos viene generalmente de la palabra “salvación” es la de vivir en un lugar, o estar en una situación, en la cual nos sintamos seguros, tranquilos y con paz. Muchos buscan salvarse intentando alcanzar una buena posición económica; otros por medio del juego de azar etc. Todos en mayor o menor grado buscamos algún tipo de salvación.

La Biblia nos enseña que precisamente Jesús vino para salvar a la humanidad,

pues la verdadera salvación está centrada en Él

¡¡¡Celebremos este hecho asombroso, nace nuestro Salvador!!!

Algunos argumentan que Jesús vino para ser sólo un salvador espiritual, pero la Palabra de Dios nos enseña que Él es un Salvador total. Él vino para bendecir nuestro espíritu, alma y cuerpo. La palabra salvación en la Biblia implica una salvación total.

Es por eso por lo que Cristo ha venido para solucionar nuestro principal problema:

¡El Espiritual! Una vez que esa área está arreglada, su poder es tan grande que afecta para bien también a todas las demás áreas de nuestra vida. La salvación que Cristo provee nos abre las puertas a un nuevo estilo de vida, a una nueva manera de vivir y hacer las cosas. El Evangelio de la Salvación en Cristo es cultura, pues nos enseña un nuevo estilo de vida que es maravilloso vivir. Por eso…

¡Vale la pena tener a Cristo como el Salvador de nuestras vidas!

CONFESIÓN DE FE:

GRACIAS A DIOS NOS NACE UN VERDADERO SALVADOR, JESUCRISTO. YO ESTOY PLENAMENTE CONVENCIDO QUE ÉL ES MI SALVADOR TOTAL, EN ÉL TENGO TODO LO QUE PUEDA ANHELAR, ÉL ES SUFICIENTE PARA MÍ, PARA GOZAR DE UNA NUEVA MANERA DE VIVIR.

ORACIÓN:

Mi Dios y Señor Jesús, Elohim Yishi, Dios de mi Salvación (Salmo 25:5). Mi amado Dios, Señor y Salvador Jesucristo, hoy vengo a tu presencia a darte gracias porque contigo tengo todo lo que puedo anhelar, Tú has provisto para mi, y todos los que en Ti creen y confían, una salvación integral, Tú eres único y suficiente, esta es mi fe y sé que la de muchos también, gracias por nacer en nuestros corazones, el verdadero pesebre para esta Navidad tan asombrosa, en donde, definitivamente y de una vez por todas, nos diste la potestad de ser llamados hijos de Dios y la vida eterna; pues se que la salvación está en una persona, en Ti mi Señor Jesús, no en un sistema de creencias o de buenas obras, y que la naturaleza y voluntad del Padre Celestial es salvar lo que se había perdido. Así que Tú, El Todopoderoso y Suficiente, El Shaddai, eres el Dios de mi salvación. Gracias Emanuel, Dios con nosotros, Señor Jesús, nuestro Salvador; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram