INFLUENCIAR

INFLUENCIAR

NEHEMÍAS 2:4-8 El rey preguntó: Bueno, ¿cómo te puedo ayudar?

Después de orar al Dios del cielo, contesté:

  • Si al rey le agrada, y si está contento conmigo, su servidor, envíeme a Judá para reconstruir la ciudad donde están enterrados mis antepasados.

El rey, con la reina sentada a su lado, preguntó:

  • ¿Cuánto tiempo estarás fuera? ¿Cuándo piensas regresar?

Después de decirle cuánto tiempo estaría ausente, el rey accedió a mi petición.

Además, le dije al rey:

  • Si al rey le agrada, permítame llevar cartas dirigidas a los gobernadores de la provincia al occidente del río Éufrates, indicándoles que me permitan viajar sin peligro por sus territorios de camino a Judá. Además, le ruego que me dé una carta dirigida a Asaf, el encargado del bosque del rey, con instrucciones de suministrarme madera. La necesitaré para hacer vigas para las puertas de la fortaleza del templo, para las murallas de la ciudad y para mi propia casa.

Entonces el rey me concedió estas peticiones porque la bondadosa mano de Dios estaba sobre mí. (NTV)

De la influencia espiritual que debemos ejercer sobre nuestro entorno, y que se hace beneficiosa para todos, ya que Dios está a nuestro favor.

Se cree que William Adams (1564-1620), explorador de la Marina Real británica, fue el primer inglés en llegar a Japón. El shogun japonés reinante, en la época, tuvo una buena impresión de él y lo convirtió en su intérprete y consejero personal ante las potencias de Occidente. Con el tiempo, Adams recibió dos espadas, con el rango de samurái. Esto demostraba cuanto lo reverenciaban los japoneses. Ya que Adams sirvió debidamente al rey extranjero, también fue recompensado con amplias oportunidades de influir sobre él.

Siglos antes otro hombre, llamado Nehemías, que se encontraba en una tierra extraña también influyó en gran manera sobre su gobernante. Nehemías era el copero del rey persa Artajerjes. En la corte real, antes de que el monarca bebiera el vino, el copero lo probaba para protegerlo de ser envenenado. Pero este cargo también significaba que el rey lo consideraba un consejero confiable. La integridad, la capacidad administrativa y la sabiduría de Nehemías lo convirtieron en confidente de su majestad, lo cual abrió el camino para la reconstrucción de los muros de Jerusalén. Tal como sucedió con Nehemías, todos nosotros disponemos de una esfera particular de influencia…

¡¡¡La crianza de los hijos, el trabajo comunitario o en la iglesia y nuestro trabajo secular nos proporcionan un escenario donde podemos ejercer

una influencia beneficiosa en los demás!!!

¿Ha colocado el Señor alguna persona en tu vida sobre la cual puedes influir?

CONFESIÓN DE FE:

ESTOY PLENAMENTE CONVENCIDO DE QUE AUN UN PEQUEÑO EJEMPLO PUEDE EJERCER UNA GRAN INFLUENCIA EN LAS PERSONAS QUE HACEN PARTE DE MI ENTORNO, PARA QUE ENTIENDAN LA OBRA DE DIOS; ENTONCES YO PROCURARÉ SERLO.

ORACIÓN:

Padre Celestial, Elohim Kedoshim, Dios Santo (Josué 24:19). Mi amado Dios y Señor Jesucristo, Tú has sido de gran influencia en mi vida, has modelado un estilo de vida que, al yo adoptarlo, ha sido de gran beneficio para mi, y por medio de difundirlo se ha logrado impactar la vida de muchas personas que me rodean. Gracias quiero darte hoy, y a la vez pedirte que me des la fortaleza, sabiduría y denuedo necesarios para seguir en esta honrosa tarea, que es dar testimonio de tu ejemplo y tu influencia en mi vida. Gracias Padre Celestial. He orado en el Poderosos Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram