¿LO CONOCE?

¿LO CONOCE?

SALMO 81:10-16 Pues fui yo, el Señor tu Dios, quien te rescató de la tierra de Egipto. Abre bien tu boca, y la llenaré de cosas buenas. “Pero no, mi pueblo no quiso escuchar; Israel no quiso que estuviera cerca. Así que dejé que siguiera sus tercos deseos y que viviera según sus propias ideas. ¡Oh, si mi pueblo me escuchara! ¡Oh, si Israel me siguiera y caminara por mis senderos! ¡Qué rápido sometería a sus adversarios! ¡Qué pronto pondría mis manos sobre sus enemigos! Los que odian al Señor se arrastrarían delante de Él; quedarían condenados para siempre. Pero a ustedes los alimentaría con el mejor trigo; los saciaría con miel silvestre de la roca”. (NTV)

De la importancia de caminar con Dios para conocerlo profundamente.

Todas las personas quieren ser apreciadas y comprendidas. Esto también se aplica a la forma en la cual Dios ve nuestra relación con Él. Si bien Él conoce cada uno de nuestros pensamientos y puede contar los cabellos de nuestra cabeza, nosotros también deberíamos aprender sus caminos; es decir, cómo piensa, qué lo motiva y cuáles son sus planes y propósitos para nuestra vida.

Aunque deseemos conocer la mente de Dios, Él deja muy claro que, humanamente hablando, es imposible.

En Isaías 55:9 nos dice:

“Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que sus caminos, y mis pensamientos más altos que sus pensamientos.” (RVA’15)

Por eso nos da su Espíritu, para enseñarnos y revelarnos lo que de otra manera no seríamos capaces de entender (1 Corintios 2:11-13).

Recordar dicha verdad es necesario si queremos relacionarnos con Dios.

(Jeremías 24:7)

Por eso debemos conocer sus caminos antes de que podamos andar en ellos.

(Éxodo 33:13)

Por supuesto, seguir al Señor no garantiza una vida sin dolor.

Sin embargo, tenemos la seguridad de que nos ama y nos dará fuerzas para seguirlo, sin importar a dónde nos lleve el camino.

Al andar en los caminos de Dios, Él nos da todo lo que necesitamos

para tener la vida abundante que promete por medio del Señor Jesús

¡¡¡Él es un Padre Amoroso que concede tal bondad y generosidad a Sus hijos!!!

CONFESIÓN DE FE:

BUSCARÉ LA PRESENCIA DE DIOS EN MI VIDA, Y ASÍ PODRÉ CONOCER CADA DÍA MÁS Y DE MANERA PROFUNDA A MI SEÑOR JESUCRISTO A TRAVÉS DE SU PALABRA, Y TODO LO QUE ÉL ES Y TIENE PARA DARLE DIGNIDAD Y SENTIDO A MI VIDA.

ORACIÓN:

Dios Todopoderoso, Elohim Cahiyim, Dios Viviente (Jeremías 10:10). Mi amado Señor y Salvador Jesucristo, sé que eres Dios vivo y el dador de vida, pues has creado la vida y todo lo que vive, y quieres dar vida eterna y abundante, la vida Zoe que nos has prometido. Espíritu Santo de Dios, hoy clamo a Ti para que pongas en mí el deseo fuerte e irresistible de buscar más de Ti, en una vida devocional disciplinada que me lleve al deleite en tu Palabra y en tus enseñanzas y así poder conocerte cada día más. Gracias por estar siempre ahí, pronto para resolver mis dudas, vencer mis temores y darme las herramientas necesarias y suficientes para liberarme de mis angustias y dificultades, especialmente gracias por tu Palabra. He orado en el Poderoso Nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo ¡Amén!

Follow by Email
Instagram