MENTE DE CRISTO

MENTE DE CRISTO

1 CORINTIOS 2:14-16 Los que no son espirituales no pueden recibir esas verdades de parte del Espíritu de Dios. Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque sólo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir. Los que son espirituales pueden evaluar todas las cosas, pero ellos mismos no pueden ser evaluados por otros. Pues, “¿Quién puede conocer los pensamientos del Señor? ¿Quién sabe lo suficiente para enseñarle a Él?” Pero nosotros entendemos estas cosas porque tenemos la mente de Cristo. (NTV)

Recuerda que tienes la “Mente de Cristo”, un corazón alineado con el de Él.

Daré más atención a la educación espiritual, porque ya mucho he hecho tras la educación secular. Gracias doy por la educación secular, porque me prepara para enfrentar la vida de abajo con mayor pericia y experiencia, pero ella no me prepara para lo más elevado, para lo eterno, a veces la educación de abajo se opone a la de arriba y estima el entendimiento espiritual como sin sentido, así lo expresa claramente el apóstol Pablo en el pasaje que estudiamos hoy.

¡¡¡Solo Dios puede enseñar lecciones espirituales a Sus hijos!!!

Esas lecciones son aprendidas no en la mente, más son enseñadas en el corazón,

en la vida interna de sus hijos, por el Espíritu Santo

Cuando el Espíritu nos enseña nos ilumina, y cuando nos ilumina nos enseña lecciones que jamás serán aprendidas por el entendimiento humano ni por la educación secular. Leer la Biblia es bueno y es un ejercicio espiritual en el que están incluidos tanto el corazón como la cabeza, pero debemos estudiar la Palabra con el espíritu dispuesto, y meditar seriamente es estar en línea con el Espíritu Santo quien ha de enseñarnos las profundidades de Dios. Los hombres claman por entendimiento, pero no hay entendimiento sin iluminación y no hay iluminación sin el Espíritu Santo. Cuando Él me revela la verdad, la Biblia viene a ser maravillosamente relevante y deja de ser simplemente histórica y distante. Debemos recordar que Dios nos ha dado el entendimiento del Señor Jesús, la mente de Cristo, entonces Su Espíritu nos iluminará. Cuando el Espíritu nos ilumina no solo nos revela la verdad de Dios, sino que las lecciones que nos enseña vienen a ser pertinentes, tanto así, como que nuestros problemas tienen atención especial del Cielo.

¿Con que mente vamos a entender lo revelado por el Espíritu Santo?

¿Con la nuestra o con la “Mente de Cristo”?

CONFESIÓN DE FE:

CUANDO LA BIBLIA ES MI ALIMENTO, MI GOZO Y MI DELEITE, QUIERE DECIR QUE HE PASADO DEL PLANO INTELECTUAL A LA COMPRENSIÓN ESPIRITUAL Y HE TENIDO UN ENCUENTRO CON LA PERSONA VIVIENTE DE JESÚS. HOY QUIERO ESTAR EN ESE PLANO CON LA MENTE DE CRISTO.

ORACIÓN:

Dios Sabio y Poderoso, El Deot, Dios del Conocimiento (1 Samuel 2:3). Mi amado Dios y Señor Jesús, hoy puedo reconocer que Tú conoces todo y eres la fuente de todo conocimiento, y que cualquier conocimiento que el hombre tenga, proviene de Ti. Gracias mi Señor, porque Tú has ocultado las cosas tuyas a los sabios y a los entendidos y se las has revelado a los niños y a los sencillos, a los que se acercan a Ti con hambre y sed de conocerte y disposición para obedecerte. Recuerdo que me has dado a tu Santo Espíritu, pero además me has hecho partícipe de la mente de Cristo, por eso quiero abrir mi corazón y dejarme formar por la obra de tu Espíritu. Quiero pasar del plano meramente intelectual al plano espiritual, allí donde tu Espíritu manifiesta su poder y acomoda lo espiritual a lo Espiritual, allí donde se pueden ver las cosas que ojos no han visto ni han subido en corazón de hombre. Gracias, mi Señor Jesús, porque Tú eres mi Salvador y mi Maestro; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram