METAS Y CONCIENCIA

METAS Y CONCIENCIA

1 TIMOTEO 1:18,19 Timoteo, hijo mío, te doy estas instrucciones, basadas en las palabras proféticas que se dijeron tiempo atrás acerca de ti. Espero que te ayuden a pelear bien en las batallas del Señor. Aférrate a tu fe en Cristo y mantén limpia tu conciencia. Pues algunas personas desobedecieron a propósito lo que les dictaba su conciencia y, como resultado, su fe naufragó. (NTV)

De el logro de las metas manteniendo una buena conciencia.

Quizás esto le haya sucedido a usted: Mientras trabaja hacia una meta que le parece buena, se da cuenta de que llegar allí requerirá una decisión o acción que se considera preocupante.

Cada vez que ese sea el caso, puede estar seguro de que el Señor no ha aprobado el plan, porque una meta agradable a Dios y conforme a su voluntad, nunca le obligará a violar su conciencia. Es que mientras pasamos tiempo en oración y estudiando la Biblia con juicio y disciplina, el Espíritu Santo implanta la verdad de Dios en nuestra conciencia, y esta es el “filtro” a través del cual procesamos nuestras acciones y decisiones; entonces se disparará una alarma interna si pensamos o actuamos de una manera que no se alinea con ese filtro; y esa es la advertencia del Padre Celestial cuando nos hemos salido de la línea. El Señor nunca aprobará una meta que se logre en un sendero sin Él, y el seguir esa senda solo llevará al sufrimiento, a la insatisfacción y al sentimiento de pesar.

Si alcanzar una meta requiere una violación de su conciencia,

entonces se está dirigiendo hacia donde el Señor no le ha llamado, así que…

¡¡¡Cuidado, la meta es de usted, no de Él!!!

Las buenas intenciones no son suficientes para llevar a cabo un plan. Aprenda a valorar y a hacer caso a su conciencia, ella es el regalo de Dios de un sistema de advertencia interna, entonces preste atención a sus advertencias.

CONFESIÓN DE FE:

ME MANTENDRÉ ATENTO A LA ALARMA DE MI CONCIENCIA Y PRESTO A RESPONDER A ELLA DE ACUERDO Y ALINEADO A LA PALABRA DE DIOS, PARA TOMAR LAS DECISIONES SABIAS PARA LOGRAR MIS METAS, GUIADO POR ELLA AL SER ILUMINADA POR EL ESPÍRITU SANTO.

ORACIÓN:

Padre Celestial, El Emet, Dios de la Verdad (Salmo 31:5). Mi amado Dios y Señor Todopoderoso, Jesucristo, estoy convencido de que Tú eres la fuente última de la realidad y todo lo que se relaciona contigo es verdad y es real. Es por eso por lo que hoy te pido, clamando desde lo más profundo de mi corazón, que me ayudes a programar mi alarma interna, mi radar de la conciencia con tu verdad, con tu Palabra que es renovadora de mi mente; y al mismo tiempo que por medio de ella me haga yo cada día más sensible a tu voz y a tus llamados de atención, por medio de tu Santo Espíritu, para poder ver la luz tuya en cada situación o circunstancia de mi vida, y en la consecución de las metas establecidas. Gracias, mi amado Señor y Salvador Jesucristo por ayudarme a tener una conciencia limpia; he orado en tu Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram