NAVIDAD = RENACER

NAVIDAD = RENACER

LUCAS 2:10,11 El ángel los tranquilizó.

  • “No tengan miedo —dijo—. Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente. ¡El Salvador, sí, el Mesías, el Señor, ha nacido hoy en Belén, la ciudad de David! (NTV)

La Navidad es una fiesta, un momento de celebración sublime, ya que se trata de un nacimiento y un renacimiento propio.

Cuando recibes a Jesús en tu corazón, estás teniendo una “Navidad”; un momento para festejar con entusiasmo tu propio “renacimiento”.

Esta es la verdadera Navidad en ti, la intención propia de encender

la luz interior y expandirla, honrándola en cada acto que tu realices

¡¡¡Esa es una buena razón para celebrar el nacimiento de Jesús con gran alegría!!!

Navidad es cuando el Hijo de Dios, que también es Dios, dejó todas sus comodidades de vivir en el lugar perfecto, dejó la adoración de los ángeles y bajó del Cielo a nacer en una familia del común, con un padre carpintero y de una mujer maravillosa fiel a Dios. Y no nació en la sala de un hospital, con doctores y enfermeras que cuidaran a la madre y al niño, nació en un pesebre, en un establo maloliente, sin luces de neón, ni cenas pomposas.

La palabra “Navidad” proviene del latín “Nativitas” (Nativitatis), del verbo “Nascior”, cuyo significado es “Nacer”.

“Nascior”, a su vez, se genera en la raíz indoeuropea “Gnascior”, que tiene parentesco con la palabra “Gens”, de “Gentis” y en el griego “Gignomai”.

En las lenguas romances, la palabra surge del adjetivo latino “Natalis” o “Natale”, que inicialmente significa “Fiesta”.

Algunos ejemplos de este legado son: en italiano “Natale”; en lengua catalán: “Nadal” y en francés: “Noel”.

Entonces es hora, se debe comenzar a tener una relación personal con Dios, teniendo devoción por Él, eso se logra orando, alabando y adorando, y leyendo la Biblia todos los días. Si usted es alguien que ya tiene al Señor en su corazón y quiere saber cuál es el mejor regalo para Jesús, que le parece el amarlo como Él lo ama y obedecerlo.

Recuerde en esta Navidad, que el dejo su comodidad para salvarlo ¿Puede usted dejar su comodidad para llevar el mensaje de salvación a otras personas?

CONFESIÓN DE FE:

HOY, COMO RENACIDO EN CRISTO, DECIDO DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MI CORAZÓN AMAR A DIOS COMO ÉL ME AMA A MÍ, SIN CONDICIÓN Y SOBRE TODAS LAS COSAS, ADEMÁS DE OBEDECERLO, ADORARLO POR LO QUE ES, ALABARLO POR LO QUE HACE Y FORTALECER MI RELACIÓN CON ÉL A TRAVÉS DE LA COMUNIÓN DIARIA, Y COMPARTIRLO CON MIS SEMEJANTES.

ORACIÓN:

Mi Dios Todopoderoso y Amoroso, Emanuel, Dios con nosotros (Isaías 7:14). Mi amado Rey y Señor Jesús, hoy sé que el deseo tuyo, mi Dios, es estar con nosotros, pues nos has creado de tu naturaleza para compartirte con nosotros para siempre, te quiero dar gracias por tan grande beneficio, y te pido perdón por mis faltas, te confieso como Señor y Salvador de mi vida, sé que naciste en mi corazón para darme un renacimiento propio, y luego moriste en la cruz, para limpiarme de todo mal y pecado, sé que resucitaste al tercer día y me diste así la oportunidad de la vida eterna a tu lado y la potestad de ser llamado hijo de Dios; gracias por tu sacrificio; hoy te entrego mi vida para que seas el Gobernador de ella. Gracias Padre Celestial por tan maravilloso regalo de Navidad; he orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram