NUESTRO TIEMPO

NUESTRO TIEMPO

EFESIOS 5:15-17 Por eso hay que tener mucho cuidado con la forma de vivir. No vivan como la gente necia, sino con sabiduría. Esto quiere decir que deben aprovechar toda oportunidad para hacer el bien, porque estamos en una época llena de maldad. No sean tontos, mejor traten de entender cuál es la voluntad del Señor. (PDT)

♥ ¡Nuestro tiempo! Al decir “nuestro” se afirma la realidad de que es lo único que verdaderamente nos pertenece, así que la sabiduría está en invertirlo correctamente, pues la manera como usted usa su tiempo revela sus valores, prioridades y convicciones.

Como buen administrador de este regalo, puede aprovechar al máximo su tiempo:

1.     Recibiendo a Cristo como su Salvador personal. Cualquier parte de la vida que se use fuera de la voluntad de Dios, es tiempo desperdiciado. La única manera que usted tiene para lograr su máximo potencial, y experimentar paz y prosperidad genuinas, es conociendo personalmente a Aquél que le creó.

2.    Orando. No hay nada como la oración para ahorrar tiempo. Cuando usted busca conocer la voluntad de Dios para su vida o para tomar alguna decisión, la oración actúa como la brújula que guía sus pasos. Jesucristo es nuestro mejor ejemplo de esto, pues reconocía siempre que la mejor manera de utilizar su tiempo era encontrando un lugar solitario para estar en comunión con el Padre.

3.    Descubriendo el plan de Dios para su vida y andando cada día en su voluntad. El creyente que deliberadamente desobedece al Señor tendrá una vida infeliz y sin provecho. No hay manera posible de maximizar su efectividad si está luchando contra Dios o se ha endurecido tanto que ya no escucha su voz.

4.   Escribiendo la misión que Dios tiene para su vida. Como Creador, Dios sabe los planes que tiene para usted. Por tanto, pregúntele lo que desea para su vida y luego dedique tiempo para resumir cómo piensa utilizar el resto de sus días en este mundo. Si usted se ciñe al plan que Dios le ha ayudado a determinar, descubrirá que su tiempo será invertido en vez de simplemente “gastado”.

¡¡¡Invierte bien tu tiempo, es lo único realmente tuyo, no lo malgastes!!!

CONFESIÓN DE FE:

ESTOY CLARO QUE LO ÚNICO PROPIO QUE TENGO ES EL TIEMPO QUE ME HA DADO DIOS, Y QUE ES EL ÚNICO RECURSO VERDADERAMENTE NO RENOVABLE, POR ESO PROCURARÉ CON ESMERO ADMINISTRARLO BIEN HACIENDO INVERSIÓN DE EL PARA LA ETERNIDAD.

ORACIÓN:

Dios Padre de la Gloria, El Olam, Dios Eterno (Génesis 21:33). Mi Señor Jesús y mi Dios Todopoderoso, Tú eres el Dios de la eternidad, has hecho el tiempo, la eternidad y el universo, y no tienes ni principio ni fin. Gracias quiero darte hoy por el tiempo que me has regalado, pero quiero pedirte la instrucción, la guía y la dirección necesarias, que solo de Ti puedo recibir, para invertirlo bien, principalmente en tu Reino, sembrando para lo eterno y no para lo temporal en esta tierra, de manera que el propósito por el cual me lo diste se cumpla y no que pase mi vida como la neblina, que hoy es y mañana no sé. Todo esto lo pido orando en el Poderoso Nombre de tu amado Hijo Jesucristo ¡Amén!

Juan Manuel Lamus O.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter