SU PROPÓSITO

SU PROPÓSITO

SALMO 138:6-8 Aunque el Señor es sublime, mira al humilde; pero al altivo lo reconoce de lejos. Aunque yo camine en medio de la angustia, tú me preservarás la vida. Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano y me salvará tu diestra. El Señor cumplirá su propósito en mí. Oh Señor, tu misericordia es para siempre; no desampares la obra de tus manos. (RVA’15)

Del clamor de una convicción: Hoy estoy plenamente convencido de que el Señor cumplirá Su Propósito en mí, y el Señor cumplirá Su propósito por mí y para mí.

¡¡¡Aquél que ha comenzado la obra en mi alma la perfeccionará!!!

Todo lo que me concierne, interesa también al Señor; todo lo que es bueno,

aun cuando no sea perfecto, será por Dios vigilado, guardado y realizado;

tal es nuestra esperanza y consuelo

Por nosotros mismos no podríamos terminar la obra de la gracia. Nuestras culpas cotidianas lo demuestran suficientemente, y si hasta el momento hemos perseverado es porque el Señor nos ha socorrido. Si nos abandonara un solo instante, de nada nos valdría nuestra pasada experiencia y sucumbiríamos en el camino. Pero el Señor perfeccionará nuestra fe, nuestro amor, nuestro carácter y el trabajo de nuestra vida. Él seguirá bendiciéndonos y lo hará ciertamente porque ha comenzado en nosotros esta obra. De su mano nos viene el interés que podemos poner en nuestro perfeccionamiento y, en cierta medida, ha cumplido nuestros anhelos. Nunca puede dejar una obra incompleta, porque esto no sería propio de Él, ni redundaría en gloria suya. Él conoce la manera de realizar los designios de su gracia y aunque nuestra torcida naturaleza, el mundo y satanás conspiran para detener su obra, no debemos dudar nunca de su promesa; entonces se puede confesar: ¡Ciertamente cumplirá por mí y yo le alabaré para siempre!

Hoy es el día para contemplar con los ojos del espíritu como Dios cumple su propósito en mí plenamente.

CONFESIÓN DE FE:

BUSCARÉ CON DILIGENCIA LA VOLUNTAD DE DIOS PARA MI VIDA, SEGURO ÉL CUMPLIRÁ SU PROPÓSITO PARA MÍ, POR MÍ Y EN MÍ. A VECES, PODRÁ SER INCÓMODO, PERO SÉ QUE NUNCA LAMENTARÉ HABER ACEPTADO EL RETO DE UNA VIDA CON PROPÓSITOS DIVINOS.

ORACIÓN:

Padre Celestial, El Chanun, Dios lleno de Gracia (Juan 1:16,17). Mi amado Dios y Señor Jesucristo, hoy vengo a tu presencia a darte gracias por tu amor fiel, inagotable e incomparable, y por tus planes para mi vida, sé que son perfectos y es por eso por lo que debo acogerme a ellos sin reparos ni justificaciones, pues ya que tu voluntad para mi vida es buena, perfecta y agradable, igual serán los resultados si me acojo a ellos. Tú mereces toda la gloria y la honra, porque el propósito para el cual me llamaste y ungiste se dará en tu tiempo y bajo tus condiciones, no las mías. Gracias por tu provisión para lograr la visión que me has dado a través de tus planes para mi vida.  ¡Señor, haz que la obra de tu gracia prospere en mí durante este día! Que nada ni nadie detenga tu propósito en mí, que se cumpla en mí, por mí y para mí, porque así tú lo has determinado. Gracias, mi amado señor y Salvador Jesucristo; he orado en tu Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram