¡TODO LO PUEDE!

¡TODO LO PUEDE!

JUDAS 1:24,25 Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien es poderoso para evitar que caigan, y para llevarlos sin mancha y con gran alegría a su gloriosa presencia. Que toda la gloria sea para Él, quien es el único Dios, nuestro Salvador por medio de Jesucristo nuestro Señor. ¡Toda la gloria, la majestad, el poder y la autoridad le pertenecen a Él desde antes de todos los tiempos, en el presente y por toda la eternidad! Amén. (NTV)

Debemos siempre tener presente y ser plenamente conscientes de que nuestro Dios es Todopoderoso, todo lo puede.

Hay veces en que, por mucho que lo intentemos o por mucho talento que tengamos, fracasaremos, entonces la pregunta es:

¿Cómo tener éxito cuando tengamos todas las de perder?

Para los que creemos y confiamos en Cristo, la única solución es vivir conscientes

de que Dios actúa en toda circunstancia a pesar de nuestras debilidades

La palabra de Dios nos relata varias situaciones que dan evidencia de Su poder:

En el libro del Génesis, podemos ver que Sara dudó cuando el Señor le anunció el nacimiento de su hijo. “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?”, respondió Él (Génesis 18:14). Después de un año, Sara dio a luz al bebé Isaac.

Ella supo que Dios todo lo puede.

Moisés se asustó cuando Dios lo envió a Faraón para exigirle que liberara a los esclavos hebreos. “¿Quién soy yo”, preguntó, “para que vaya a Faraón y saque de Egipto a los hijos de Israel?” (Éxodo 3:11). Dios respondió que Él mismo liberaría a Israel, lo cual hizo de manera milagrosa.

Moisés supo que Dios todo lo puede.

Por nuestra cuenta, no podemos lograr nada (Juan 15:5), pero con Dios, tenemos acceso a un poder más allá de nuestra comprensión (1 Crónicas 29:12). Si usted está batallando con las luchas de su vida, es hora de confiar en el Único que puede llevar su pesada carga (Mateo 11:28-30).

Entonces verá por sí mismo que ¡Él todo lo puede!

CONFESIÓN DE FE:

LA VIDA TIENE, SIN DUDA, EXPERIENCIAS FUERTES Y DOLOROSAS, PERO CUANDO LOS PROBLEMAS ME OPRIMAN, SÉ QUE PUEDO PENSAR EN TODAS LAS RAZONES POR LAS QUE DEBO CONFIAR AL DEPENDER DE DIOS (JUAN 16:33); PUES ESTOY PLENAMENTE CONVENCIDO DE QUE ¡ÉL TODO LO PUEDE!

ORACIÓN:

Padre Celestial, El Emunah, el Dios Fiel y Poderoso (Deuteronomio 32:4). Mi amado Dios y Señor Jesucristo, estoy plenamente convencido de que Tú eres completamente confiable, así que podemos confiar sin duda en tu habilidad y carácter para bendecirnos como hijos tuyos, en esta vida y en el destino eterno. Por eso hoy puedo también orar completamente de acuerdo con tu Palabra y como lo hizo Judas, y también Moisés, levantando un cántico de alabanza y adoración por tu poder. Entonces, proclamaré el nombre del Señor; ¡qué glorioso es nuestro Dios! Él es la Roca, sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel y poderoso que nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es Él! He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram