TRABAJANDO

TRABAJANDO

FILIPENSES 2:13-15 Pues Dios trabaja en ustedes y les da el deseo y el poder para que hagan lo que a Él le agrada. Hagan todo sin quejarse y sin discutir, para que nadie pueda criticarlos. Lleven una vida limpia e inocente como corresponde a hijos de Dios y brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta. (NTV)

De cómo el Espíritu Santo de Dios con su Poder está Trabajando en nosotros, creando un carácter semejante al de Cristo.

La Biblia dice que:

El Señor, quien es el Espíritu, nos hace más y más parecidos a Él a medida que somos transformados a su gloriosa imagen. (2 Corintios 3:18B NTV).

A este proceso de cambiarnos para ser más como Jesús se le llama santificación.

¡¡¡No podemos reproducir el carácter de Jesús por nuestra cuenta!!!

Los propósitos personales, la voluntad y las mejores intenciones no son suficientes, solo el Espíritu Santo tiene el poder de hacer los cambios

que Dios quiere hacer en nuestras vidas

El pasaje que estudiamos hoy menciona “El poder del Espíritu Santo”, y muchas personas creen en demostraciones milagrosas y emociones intensas. Pero la mayoría del tiempo el poder del Espíritu Santo es derramado en nuestra vida de forma silenciosa, de forma tan modesta, que ni siquiera estamos al pendiente o sentimos. Él a menudo nos toca con “un suave susurro” (1 Reyes 19:12b NTV). Entonces la semejanza a Cristo no es producida por imitación sino por Cristo viviendo en nosotros, le permitimos a Él vivir a través de nosotros. “Y el secreto es: Cristo vive en ustedes” (Colosenses 1:27 NTV).

¿Cómo pasa esto en la vida real? A través de las elecciones que hacemos. Elegimos hacer lo correcto en todas las situaciones y entonces confiamos en el Espíritu de Dios para que nos dé su poder, amor, fe y sabiduría para hacerlo. Debido a que el Espíritu Santo vive en nosotros, esos dones están siempre disponibles para que los pidamos.

Pídele a Dios que te dé una nueva conciencia del Espíritu Santo y que Él trabaje en ti y te haga más como Jesús. Pídele que te quite el miedo y te dé valor para cumplir tu propósito por medio del poder del Espíritu de Dios en ti.

CONFESIÓN DE FE:

ESTOY CONVENCIDO Y APERCIBIDO DEL PODEROSO TRABAJO DEL ESPÍRITU SANTO EN MÍ, PUES SÉ QUE ME GUÍA, DIRIGE, CUIDA, PROTEGE Y REDARGUYE, PARA CONOCER LA VERDAD Y PODER TENER LA VIDA ABUNDANTE QUE JESÚS PROMETIÓ.

ORACIÓN:

Espíritu Santo de Dios, Elohim Chaiyim, Dios Viviente (Jeremías 10:10). Santísima Trinidad, se que ustedes son el Dios viviente, único y verdadero; el que está vivo y es el dador de vida; el que ha creado la vida y todo lo que vive; el que quiere dar vida eterna y abundante para los que creemos y confiamos. Gracias quiero darte hoy Espíritu Santo, por llevarme a comprender toda la verdad acerca de tu Ministerio, por medio del cual he sido empoderado para cumplir con mi propósito, agradar a Dios Padre, servirle efectivamente y, de paso, poder sentirme seguro, cuidado, protegido y, sobre todo, bien dirigido hacia la vida abundante que Jesús me prometió, y saber que puedo hoy vivir a través tuyo. Padre Celestial, he orado en el Poderoso Nombre de Jesús y la revelación de tu Espíritu Santo ¡Amén!

Follow by Email
Instagram