VERACIDAD

VERACIDAD

EFESIOS 4:23-25 En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente Justo y Santo. Así que dejen de decir mentiras. Digamos siempre la verdad a todos porque nosotros somos miembros de un mismo cuerpo. (NTV)

De la veracidad como un principio que debemos adoptar los cristianos como estilo de vida; porque hablar con la verdad, es decir ser veraces, nos trae crecimiento, libertad, gozo y paz.

En el mundo entero muchas personas se han levantado proclamando tantas “verdades”, que la gente ya no sabe dónde está la “verdad verdadera”, por lo cual se acomodan a las siguientes expresiones e interpretaciones de ella:

  1. Supuestas verdades: Vivimos en un mundo rodeado y colmado de mentiras donde aún las que se consideran “supuestas verdades” son rotundas mentiras.
  2. Verdades a medias: Por otro lado, existen las llamadas “verdades a medias”, las cuales no dicen totalmente la verdad ni son totalmente una mentira.
  3. Mentiras piadosas: Existen las llamadas “mentiras piadosas”, que se utilizan para proteger a alguien o son enmarcadas dentro de la exageración.

Estas formas de expresión han inundado prácticamente todos los sectores de la sociedad, inclusive a los cristianos. Muchas veces para salir de situaciones embarazosas se utilizan mentiras piadosas, blancas, a medias o exageración; también para obtener beneficios laborales o mejoras económicas muchos no tienen la menor duda, o reparo, de utilizar cualquier clase de mentira. Para muchos decir la verdad implica meterse en problemas. Pero, nosotros, los verdaderos seguidores de Cristo, si deseamos caminar obedeciendo la Palabra de Dios, tenemos un único camino que no es solamente decir la verdad sino vivir en la verdad. A medida que Cristo, la Verdad, vaya gobernando cada área de nuestras vidas nos deleitamos más en vivir y hablar verdad. Todo lo que está basado en la mentira nunca podrá tener la aprobación del Señor, ni siquiera las “mentirillas piadosas”, jamás podrán contar con el aplauso del Cielo.

Si somos verdaderos seguidores de Jesucristo, entonces nos queda un sólo camino:

¡¡¡Andar, hablar y vivir en la verdad!!!

Decida en este tiempo empezar a vivir como Cristo anduvo, y verá como sus situaciones difíciles comenzarán a tomar un nuevo rumbo bendecido.

CONFESIÓN DE FE:

DECIDO VIVIR Y CAMINAR EN LA VERDAD CADA DÍA DE MI VIDA TOMADO DE LA MANO DEL SEÑOR JESUCRISTO, QUIEN ES LA VERDAD MISMA; DECIDO PARARME SOBRE ESA ROCA, JESUCRISTO, QUE ME SOSTIENE, Y SER VERAZ EN MÍ HABLAR.

ORACIÓN:

Dios y Señor Nuestro, El Emet, Dios de la Verdad (Salmo 31:5). Mi amado Rey y Señor Jesucristo, sé que Tú, El Todopoderoso, eres la fuente última de la realidad, y todo lo que se relaciona contigo es verdad y es real. Bien dice la Palabra que el Camino, la Verdad y la Vida eres Tú (Juan 14:6), además de ser ejemplo vivo de honradez y veracidad en todos los aspectos, por eso te pido en este día que limpies mis labios y mi corazón de toda mentira, piadosa, blanca y medias o supuestas mentiras, pues ellas lo único que hacen es enredar, destruir mi vida y mi integridad. Ayúdame a ser un portador de tu Verdad, aquella que al conocerla trajo gozo y paz a mi vida, me ha dado crecimiento y me hizo libre, y hará libre a otros. Gracias Padre Celestial por proveer por medio de Jesucristo la “verdad verdadera” para que vivamos y caminemos en ella; he orado en su Poderoso Nombre ¡Amén!

Follow by Email
Instagram