ESTUDIAR = PASIÓN

ESTUDIAR = PASIÓN

2 PEDRO 1:1-4 Yo, Simón Pedro, esclavo y apóstol de Jesucristo, les escribo esta carta a ustedes, que gozan de la misma preciosa fe que tenemos. Esta fe les fue concedida debido a la justicia e imparcialidad de Jesucristo, nuestro Dios y Salvador. Que Dios les dé cada vez más gracia y paz a medida que crecen en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor. Mediante su Divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a Aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia; y debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen posible que ustedes participen de la naturaleza Divina y escapen de la corrupción del mundo, causada por los deseos humanos. (NTV)

De cómo el tiempo y paciencia, al estudiar la palabra y orar, nos ayudan a cultivar la pasión por conocer cada día más a nuestro Señor Jesucristo.

¡¡¡Estudiar la Palabra y Orar son los primeros pasos para cultivar la pasión

por Jesucristo, pues necesitamos entender sus caminos y sus promesas

antes de que podamos enamorarnos profundamente de Él!!!

Como cualquier relación afectiva, la intimidad con el Señor requiere:

  1. Tiempo. Es necesario que pasemos tiempo con nuestro Señor y Salvador, adorándolo y escuchándolo, no sólo ocupándose de una lista de cosas por hacer para Él. Para conseguir una verdadera amistad con Él, debemos hablar con Cristo como con un amigo, y escucharlo.
  2. Paciencia. También debemos buscar evidencia de la obra del Señor en circunstancias cotidianas. Él promete darnos auxilio y dirección (Vs.3). Al estar atentos, veremos sus promesas en acción. A veces, una situación puede parecer demasiado trágica para dar buenos resultados, pero si seguimos orando y estudiando las Sagradas Escrituras siendo pacientes, el Padre Celestial nos revelará su plan.

Piense en la posibilidad de mantener un diario personal para tomar nota de lo que el Señor ha hecho en su vida; así que cuando su fe vacile o se encuentre en una situación difícil, podrá volver a sus notas y ver la fidelidad de Dios para con usted en el pasado.

La pasión por Jesucristo no se produce al instante; es una búsqueda diaria, de toda la vida, y debemos dejar de lado todo lo que compita con nuestra devoción a Él.

CONFESIÓN DE FE:

DEDICARÉ MÁS TIEMPO AL ESTUDIO DE LA PALABRA Y LA ORACIÓN, SIENDO PACIENTE, PARA CONOCER CADA DÍA MÁS Y DE MANERA MÁS PROFUNDA AL SEÑOR Y TODO LO QUE ÉL ES Y TIENE PARA DARLE DIGNIDAD Y SENTIDO A MI VIDA.

ORACIÓN:

Dios Todopoderoso, Elohim Cahiyim, Dios Viviente (Jeremías 10:10). Mi amado Señor y Salvador Jesucristo, sé que eres Dios vivo y el dador de vida, pues has creado la vida y todo lo que vive, y quieres dar vida eterna y abundante, la vida Zoe que nos has prometido. Espíritu Santo de Dios, hoy clamo a Ti para que pongas en mí el deseo fuerte e irresistible de buscar más de Ti, en una vida devocional paciente y disciplinada, que me lleve al deleite en la oración, en tu Palabra y en tus enseñanzas, y así poder conocerte cada día más. Gracias por estar siempre ahí, pronto para resolver mis dudas, vencer mis temores y darme las herramientas necesarias y suficientes para liberarme de mis angustias y dificultades, especialmente gracias por tu Palabra. He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram