¡ME PIENSA!

¡ME PIENSA!

SALMO 139:17,18 Qué preciosos son tus pensamientos acerca de mí, oh Dios. ¡No se pueden enumerar! ni siquiera puedo contarlos; ¡suman más que los granos de la arena! y cuando despierto, ¡todavía estás conmigo! (NTV)

Dios tiene mucho tiempo libre. Puesto que Él existe “desde la eternidad hasta la eternidad”, a Él no le falta el tiempo para hacer todo lo que quiera hacer (Salmo 90:2), así que podríamos estar preguntándonos:

¿Qué hace Dios con Su tiempo?

¿En qué ocupa Su tiempo el Dios de todas las cosas? ¿En qué piensa?

Bueno, Él piensa en los que ama. Una de las maneras como sabemos que estamos enamorándonos de alguien es que pensamos en esa persona todo el tiempo; no nos la podemos sacar de nuestra mente. El estar enamorado es casi sinónimo de pensar siempre en alguien, dónde está, qué está haciendo y todo lo referente a su personalidad. El amor de Dios es tan poderoso, su deseo de cercanía eterna con nosotros es tan apremiante, que estuvo dispuesto a renunciar a todo lo que era más valioso para Él con el fin de restablecer con nosotros la relación que estaba perdida. Si llevaras una cuenta de todos los pensamientos que Dios tiene acerca de ti, serían tantos como los granos de arena que hay en todas las playas y en todos los desiertos del mundo, tal como el salmista exclamó.

¡¡¡Dios constantemente piensa en nosotros, siempre estamos en Su mente

y nunca tenemos que preocuparnos de que nos olvide!!!

Es posible que tu vida dé giros inesperados, o quizás te encuentres en solitarios lugares desérticos, pero no importan las condiciones o qué tan desesperante la vida parezca ser, Dios siempre te tiene presente. Nada respecto a nuestra vida se escapa de Su atención. Él está perpetuamente consciente de ti y de mí.

✘ ¿Alguna vez te has sentido olvidado y abandonado por Dios?

✘ ¿Con cuánta facilidad crees que una madre se olvida de su hijo?

✘ Si escribieras el nombre de alguien en tu mano, ¿con cuánta frecuencia lo recordarías?

¿Sabías que la Biblia dice que Dios se siente bien cuando piensa en nosotros?

Cuando dio un paso atrás para examinar lo que había hecho en el principio cuando creó a Adán y a Eva, su comentario respecto a todo esto, y especialmente acerca de nosotros como la parte preeminente de la creación, fue que “era bueno en gran manera” (Génesis 1:31). Las reflexiones acerca de nosotros lo hacen feliz. Algunas veces Él te celebra silenciosamente; otras veces, cuando piensa en ti, su regocijo toma la forma de exclamaciones a gran voz en los cielos e incluso hasta hay algunos bailes (Sofonías 3:17).

Este conocimiento de lo que siente Dios por nosotros choca con una idea equivocada que puede causarte muchos problemas en tu caminar con el Señor. Muchas personas creen, de manera equivocada, que Dios está fundamentalmente disgustado con los seres humanos, que en realidad no le simpatizamos por lo malos que somos.

Es verdad que Él aborrece el pecado mortal en nuestra vida, pero Él lo odia por lo que éste nos hace a nosotros, pues nos piensa porque nos ama.

CONFESIÓN DE FE:

SÉ QUE DIOS HOY PIENSA EN MÍ, NO TENGO QUE PREOCUPARME DE QUE ME OLVIDE, ENTONCES YO QUIERO TAMBIÉN PENSAR EN ÉL HOY Y SIEMPRE, Y NUNCA OLVIDARLO.

ORACIÓN:

Dios Amoroso, El Kjesed, Dios de Amor Fiel e Inagotable (Salmo 25:6). Mi amado Dios y Señor Jesús, hoy quiero darte gracias por tu predisposición incondicional y altamente favorable hacia mi, pues eres Dios lleno de Amor, misericordia, bondad, lealtad y fidelidad; ese amor que asume obligaciones elegidas voluntariamente. Tú has hecho el tiempo, la eternidad y el universo, no tienes principio ni fin, por eso puedes y sé que piensas en mí, gracias porque piensas en mí. Esta es mi súplica, ayúdame en este día a centrar también mi pensamiento en Ti, que mi prioridad, mi amor, mi respeto, mi agradecimiento y mi atención primarios, sean para Ti. Gracias Padre Celestial porque piensas en mí y porque tus pensamientos son de bendición para mi vida. He orado en el Poderoso Nombre de Jesús ¡Amén!

Follow by Email
Instagram